Congresoconvivenciaescolar.es

Educación Vial para Motociclistas

El conocimiento, seguimiento y acatamiento de la normativa vial es un requisito indispensable que todos debemos cumplir, para evitar problemas legales y también, por supuesto, para prevenir accidentes y malas experiencias al volante.

En el caso de los motociclistas, este requisito resulta aún más apremiante, ya que la movilización en motocicleta implica más riesgos que el transporte en coche o en autobús. Las motocicletas están más expuestas a las inclemencias del clima, a las irregularidades del terreno y al mal estado de las vías, así como a las imprudencias y a los malos hábitos de manejo de quienes se transportan en coches, autobuses y camiones.

Y desde el punto de vista de los demás conductores, los motociclistas tienen el deber de acatar las normas viales para no obstaculizar innecesariamente el tránsito y priorizar la seguridad de los peatones. A continuación revisamos algunas de las normas más básicas a tener en cuenta.

  • Casco:

las leyes lo prescriben, pero el sentido común basta para saber que todo motociclista debe estar equipado con su respectivo casco. Para protegerse de traumatismos craneo-encefálicos, deformaciones del rostro y otros eventos desagradables, se debe escoger un casco realmente resistente, que abarque toda la cabeza y que ofrezca verdadera protección y amortiguación frente a cualquier eventual caída.

  • Ropa:

usar la ropa adecuada para andar en moto también es fundamental. Por ejemplo, es recomendable que el chaleco sea reflectivo, sobre todo si pensamos conducir de noche, para hacernos visibles frente a cualquier otro conductor o peatón.

  • Botas:

unas botas largas nos protegerán de cualquier escombro, piedra o partícula que se desprenda del terreno y que pueda golpearnos en los pies y tobillos.

  • Gafas de Sol:

durante el día, y más aún en los meses de verano, las gafas de sol son indispensables para proteger nuestra visión y evitar que alguna partícula del terreno termine en nuestros ojos.

  • Cuidado al adelantar:

por precaución, es recomendable no adelantar a los vehículos, y menos aún adelantar a dos vehículos metiendo nuestra motocicleta entre ellos. En caso de que estemos frente a una urgencia, podemos adelantar a un vehículo, pero siempre por la derecha y, de ser posible, notificando al conductor con señales y luces.

  • Respeto a la señales:

evidentemente, así como los conductores de coches y camiones, los motociclistas deben respetar las señales de tránsito para evitar cualquier colisión.

  • Hacer uso de las señales:

el motociclista debe conducir a la defensiva, ya que siempre es la parte más débil en las carreteras. Debe usar las luces, el stop y los espejos para hacerle saber a los demás usuarios de la vía que estás presente y que buscas hacer determinada maniobra.

Siguiendo estos consejos básicos, podrás manejar tu motocicleta con más seguridad y evitar accidentes innecesarios.