Congresoconvivenciaescolar.es

¿Por qué estudiar magisterio?

El magisterio es una carrera compleja, de alrededor de cuatro años de duración dependiendo del país, que permite numerosas subespecializaciones posteriores en ámbitos tan dispares como la pedagogía musical, la educación física, o la enseñanza a niños con necesidades especiales.

Sin embargo, no se puede negar que se trata de una rama del conocimiento injustamente desacreditada en muchos países, que a menudo no recibe los recursos y los méritos necesarios. Muchos opinan – de forma poco acertada – que se trata de una carrera sencilla, que inevitablemente conduce a una vida tranquila y bien pagada con una seguridad que pocos ámbitos ofrecen.

Entonces, ¿por qué estudiar magisterio? En muchos países, estudiar la carrera de magisterio es la única forma de llegar a ser maestro, una de las profesiones más bellas y gratificantes de todas las que existen. Al fin y al cabo, ¿cuántas personas pueden presumir de formar a los médicos, bomberos, abogados o vendedores del futuro? Es, sin duda, una profesión única.

Pero ese no es el único motivo. Estudiar magisterio significa volver a repasar todo lo aprendido desde niño, pero desde una perspectiva nueva y única, centrada en transmitir este conocimiento. Es, tal vez, la carrera más completa en este sentido, puesto que permite un repaso completo a todo lo que un niño aprende hasta la mayoría de edad.

Son muchísimas las universidades que ofrecen esta carrera, en este enlace encontrará apenas unas pocas. Es importante, a la hora de elegir, fijarse en las subespecializaciones que luego ofrecen, y en que el título del grado permita a posteriori ejercer en los países y comunidades que más le interesen, además de la calidad de los profesores y las instalaciones.